Neurofinanzas: el cerebro frente a las decisiones de inversión

18 Ene
180118-neurofinanzas-como-actua-tu-cerebro-en-las-decisiones-de-inversion

Neurofinanzas: el cerebro frente a las decisiones de inversión

Alguna vez te has preguntado ¿cómo toma tu cerebro las decisiones de inversión? En los últimos años han surgido diversas investigaciones al respecto y, apoyados en las técnicas más modernas de la neurociencia, las neurofinanzas han encontrado algunas respuestas para desentrañar la forma en que la actividad cerebral interviene en la toma de decisiones financieras, exponiendo al cerebro al riesgo que invertir supone para cualquier persona.

Tal es el caso del experimento realizado por Camelia Kuhnen y Brian Knutson que, mediante el uso de resonancias magnéticas funcionales, pudieron demostrar que partes del cerebro, como el nucleus accubens (al que se le atribuye una función importante en el placer, incluyendo la risa y la recompensa), se activan ante la expectativa de obtener ganancias financieras, mientras  que otras partes del cerebro como la ínsula (responsable de integrar la información emocional y perceptiva), responden ante estímulos negativos, como la incertidumbre por sufrir pérdidas financieras.

La tecnología de imagen médica también ha contribuido a confirmar la idea de que las decisiones financieras a menudo se toman a partir de las emociones y las experiencias pasadas. De esta manera, el neurobiólogo Antonio Damasio confirmó que existe un deseo de asumir más riesgos después de haber tenido rachas iniciales de beneficios y pérdidas, al observarse una notable reducción de la actividad relacionada con los procesos que influyen en la deliberación y la reflexión.

Así, otro estudio desarrollado por Trujillo y Knutson demostró que el ambiente social, nuestra motivación y nuestra situación personal son factores que condicionan nuestras decisiones económicas, de tal forma que quienes están expuestos a situaciones agradables tienen mayor tolerancia al riesgo.

A partir de los estudios de neurofinanzas, los economistas parecen haber dejado atrás la idea de que las decisiones financieras son mayormente racionales, pues la capacidad de los inversores está delimitada por factores como su capacidad cognitiva, la información de la que disponen y el tiempo que tienen para tomarlas, lo que muchas veces los obliga a recurrir a atajos cognitivos.

Aunque queda mucho por descubrir, sin lugar a dudas, con el tiempo, entender los aspectos psicológicos, neuronales, y físicos que ayuden a tomar mejores decisiones, resultará en mejores inversiones y mejores elecciones financieras en general, tanto a nivel personal como organizacional.

Si estás decidido a tomar mejores decisiones para tu negocio ¡acércate a InvestaBank! somos el banco que impulsa el desarrollo productivo de las PyMEs mexicanas con soluciones financieras de vanguardia y tiempos de respuesta adecuados a tus necesidades. Contacta a uno de nuestros asesores. www.investabank.com / f/InvestaBank / #investabank