La abundancia económica o la neuro riqueza, ¿concepto o realidad?

31 Oct
neuroriqueza

La abundancia económica o la neuro riqueza, ¿concepto o realidad?

La neurociencia, dedicada al estudio de la estructura y función del sistema nervioso, está siendo aplicada en diferentes ámbitos de la vida para resolver problemas prácticos del día a día, potenciar nuestras capacidades o incrementar nuestros niveles de bienestar. Es así como han surgido una variedad de disciplinas como el neuromarketing o el neurofeedback que aplican las técnicas de la neurociencia para aportar soluciones innovadoras a su campo de acción.

En el caso de la neuroriqueza el planteamiento es sencillo: en lo que se refiere a la prosperidad, incluida la económica, nos han enseñado a funcionar de manera limitada, por lo que tenemos que transformar nuestras creencias para encaminarnos hacia una mentalidad de abundancia, lo que resultaría cuando menos en una cómoda estabilidad, tanto a nivel emocional como material. La propuesta podría resumirse en la siguiente afirmación: los pensamientos producen sentimientos y éstos se reflejan en nuestras acciones y nuestra forma de vida; por lo tanto, si queremos modificar los frutos hay que modificar primero las raíces.

Jürgen Klaric, docente, escritor e investigador en neuromarketing y neuro-innovación propone seguir el siguiente esquema para transformar nuestra mente y conectarnos con la neuroriqueza:

  1. Cuestiónate si tienes mentalidad de pobre o mentalidad de rico: De acuerdo con Klaric 7 de cada 10 latinos tenemos miedo a la prosperidad, seguramente inconsciente, no obstante determina nuestra relación con la abundancia. Reflexiona hasta qué punto esta afirmación puede ser una realidad en tu vida.
  2. ¿Estás preparado para retener la riqueza tanto como para generarla?: La mejor forma de comprobarlo es revisar las diferentes afirmaciones relacionadas con el dinero que te acompañaron durante tus años de formación; el afirma que, en general, éstas tenían tintes negativos y de allí el significado que nuestro cerebro le ha dado a la abundancia económica. Escríbelas todas y examina cómo crees que han afectado tu prosperidad material.
  3. No pongas excusas para ser exitoso y feliz: Sacude el constructo de tu pensamiento revisando tu cultura inconsciente genética y tu cultura adquirida. La primera se refiere a la herencia que tus ancestros te transmiten en relación con la abundancia, la segunda al entorno en el que crecimos. Si ambas culturas te encaminan hacia la mentalidad pobre, tanto emocional como mental, entonces ¡aléjate!, date cuenta que esos pensamientos no son tuyos ni forman parte de tu esencia. Escribe, repite…lo que heredaste y aprendiste sobre la abundancia y la prosperidad no es necesariamente cierto.
  4. Hay que respetar el código de la riqueza: Enseña, comparte y se positivo.

¿Está programado tu patrón mental para la abundancia y la prosperidad en todos los sentidos? En InvestaBank estamos listos para apoyar tu desarrollo productivo, tanto a nivel empresarial como personal. Contacta a uno de nuestros asesores y establezcan juntos los objetivos a cumplir.