Empresas que empezaron con un préstamo

20 Oct
empresas-que-empezaron-con-un-prestamo-05

Empresas que empezaron con un préstamo

Son muchos los casos de éxito empresariales que empezaron con una idea en el garaje de su casa. En general estos emprendedores comparten la pasión hacia un sueño y la visión para alcanzarlo; pero, además, algunos de ellos recurrieron a un préstamo de alguna institución bancaria o de algún familiar o amigo. Y es que en muchas ocasiones las buenas ideas lo único que necesitan es un empujón.

Domino’s Pizza, los hermanos Tom y Jim Monaghan pidieron un préstamo por 900 dólares, en 1960, para adquirir el traspaso de una pizzería ubicada en Michigan. Después de mucho trabajo, y algunos años, hoy la cadena tiene más de 12,900 tiendas y presencia en todo el mundo.

Starbucks, nace en 1971 con un préstamo por 5 mil dólares y una inversión de 1,350 dólares de cada uno de sus entonces 3 socios. Inicialmente se enfocaban en vender café en grano y molido para el consumo en casa y es, hasta 1982, con la llegada de Howard Schultz que toma el rumbo que conocemos hoy, ofreciendo café en 70 países.

Amazon es quizá uno de los casos de éxito más conocidos que surge en la época de las ‘punto.com’, el término que se refiere al surgimiento y crecimiento de empresas basadas en Internet. En 1994 Jeff Bezos, fundador de Amazon.com, inició una librería en línea en el garaje de su casa, vendió su primer libro en julio de 1995 y hoy es el minorista en linea más grande del mundo.

Inditex, propietaria de marcas de moda como Zara, Bershka y Pull & Bear, entre otras, inició en 1963 con un pequeño préstamo para fabricar prendas de vestir. Ortega diseñaba y junto con su primera esposa confeccionaba la ropa desde su casa. Unos años más tarde, en 1975, abre la primera tienda de Zara en La Coruña e inicia una trayectoria de expansión nacional e internacional que suman hoy 8 marcas y 7 mil tiendas en 91 mercados de los cinco continentes.

Apple, para desarrollar su primera computadora Steve Jobs y Steve Wozniak vendieron sus bienes más preciados. En el caso de Jobs una furgoneta Volskswagen por la que obtuvo 1,500 dólares y Wozniak una calculadora científica Hewlett-Packard 65, a 500 dólares, considerada un gran avance tecnológico de la época. Era 1976 y ese dinero les permitió comprar las partes necesarias para construir a mano 50 unidades de la Apple 1 y empezar una exitosa historia empresarial desde un garaje en Cupertino, California.

Pasión, creatividad, persistencia y visión son algunas de las características que comparten los emprendedores, pero el sentido de la oportunidad es también un factor indispensable tanto para identificar las oportunidades y necesidades presentes en el mercado, como para reconocer a la institución bancaria que puede ofrecerles las soluciones financieras que ellos necesitan.

Si eres un emprendedor y necesitas soluciones financieras de vanguardia que impulsen el desarrollo productivo de tu negocio, acércate a InvestaBank, el banco de empresarios para empresarios.